Mi baúl de la contradicción

Si pudiéramos observar ese baúl tan inmenso de las experiencias vividas, de todo acontecimiento, descubriríamos su matiz negro, u obscuro, destellos trazados de no luz por toda su superficie. Un baúl que lo guarda todo. Pero la memoria es flaca, no puede mucho, no aguanta mucho, no tiene energía. Estamos tan llenos, tan saturados, que no nos damos cuenta de que necesitamos más oxígeno. ¿Cúanto puede vivir una persona sin respirar?

Necesitamos energía, reorientarla, darla un empujoncito, y tal vez descubramos ese baúl guardado quién sabe donde, quien sabe qué.

Porque al respirar manifestamos la vida, y vida, eso, eso es lo que queda, lo que es.

Porque después de la vida hay muerte y después vida, eso, eso es lo que hay después.

Si yo hallara mi baúl, reconozco, sería más fácil comprender cada evento conflictivo en mi vida,  lo sé, ya me ha sucedido más veces cuando inesperadamente penetraba en tus aguas profundas de la contradicción, que comprendí. Y comprender es un suceso enigmático y poco usual, al menos en mi vida, que impresiona con su fragancia única todo el escenario, penetrando, invadiendo, liando.

 

Pero no vale con encontrar el baúl, ese no es el fin, no, ese, ese no es el fin, para nada.

 

fix_mind

Anuncios

Belleza Existencial

Fue demasiado BELLO para contarlo.

Es demasiado bello para contarlo, y sin embargo, aquí estoy, tratando de contártelo. Por qué me iba a conformar con un amor mundano cuando puedo amar a la inmensidad sin apenas moverme un centímetro, respirando amor por el estado de maravilla antes tal entrega y comunión con el todo: con el cielo, con las verdes hojas, con los bosques, con los elementos, con cada criatura; sin que su movimiento y feroz vida ajetreada de cambio y destrucción me salpiquen ni un poquito.

Cómo iba a decir yo que no, cómo puedo estar si no es así, llena de ansiedad por vivir en ese estado puro de ser. ¡Ser! Cómo no iba a querer alejarme de ti a sabiendas de los miles de orgasmos que me puedes regalar, si yo puedo respirar en el todo en un éxtasis de amor sin definiciones, de un amor puro ¿Acaso crees que no existe tal estado?

el-colgado

 

Cuestión de Fe

Tras la más brusca de las negativas posibles solamente dejó un libro sobre la vida de un santo y un dolor punzante al fondo de mi corazón. Qué importa, me digo, se está muy bien sola. De cualquier manera mi intención era invitarle a un café, las palabras café y luego no escondían ningún tipo de mensaje implícito más allá de un par de tazas y una charla, no sé qué demonios pensaría. Pero se ve que el chico tiene el tercer ojo bien abierto, pues haberle “olido” tan insanamente a distancia entre aquellas cuatro paredes del centro de yoga no debío dejar lugar a dudas sobre mis arolladores sentimientos. De cualquier manera yo solo quería un café.

La cuestión relevante en todo este asunto es que ahora solo pienso en la palabra Dios, ¡mierda!, ese es el problema. Es increíble el poder que tienen las asociaciones, la influencia que los otros ejercen en nuestro interior; en todas mis conversaciones oigo de fondo el mismo soniquete mental, un blablabla imperecedero: Dios.

Y me he liado a rezar para vaciarme de mí, de ti, de todos, de todo, y dejar de reflejar tanto escepticismo, tanta duda, tanta aversión, tanto apego, tanta miseria, tanta fantasía, tanto anhelo, tanta complejidad. Quisiera sentir solo el vacío, puro, inalterable, y emancipar mi alma, y sentir a Dios. ¿Pero qué digo? si yo no creo en el alma, si no creo en Dios, si yo nunca creí en nada.

Vacíate, me digo, vacíate, no pienses, sé fuerte, sé suave, sé efímera, pero, sobretodo, sé feliz.

Debo de estar volviéndome realmente loca para escribir esto. Se me pasará.

 

“Deja que mi alma sonría a través de mi corazón y mi corazón sonría a través de mis ojos, para poder esparcir sonrisas en corazones tristes.”

YOGANANDA

Desmayarse, atreverse, estar furioso

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

 

LOPE DE VEGA

VALS DE LOS ENAMORADOS Y UNIDOS PARA SIEMPRE

No salieron jamás
del vergel del abrazo.
Y ante el rojo rosal
de los besos rodaron.

Huracanes quisieron
con rencor separarlos.
Y las hachas tajantes
y los rígidos rayos.

Aumentaron la tierra
de las pálidas manos.
Precipicios midieron,
por el viento impulsados
entre bocas deshechas.
Recorrieron naufragios,
cada vez más profundos
en sus cuerpos sus brazos.

Perseguidos, hundidos
por un gran desamparo
de recuerdos y lunas
de noviembres y marzos,
aventados se vieron
como polvo liviano:
aventados se vieron,
pero siempre abrazados.

 

MIGUEL HERNÁNDEZ

Un juego llamado conocerte

Podía respirarte y sentirte sentado al otro lado del cuarto; mi atención se instaló en tu olor, en tu cuerpo, y me embriagué con la sola idea de permanecer a escasos metros de tu aliento. Qué suerte que aún queden personas como tú en este mundo. Qué dulce reencontrar tu rostro de gestos danzantes y melódicas respuestas, cuán feliz fue la simple existencia de aquel momento.

Ahora siento la necesidad de disfrutarte, de colmarte en un cálido abrazo, de conocer tu fondo, tu raiz, tu origen y tu llanto. De amarte, pero no como ama una mujer a un hombre sino como ama una persona a la totalidad, como ama la gota a la lluvia contenida en la gran masa de agua llamada océano.

Tengo ganas de saberte, de atravesarte, de meditarte.

Voy a proponerte un juego, tan solo necesitamos nuestra presencia. Yo sentada, tú sentado, vamos a beber de nuestros ojos, vamos a fundir nuestras miradas, vamos a aprehender cada trazo, cada destello; vamos a jugar a conocernos como si por primera vez nos abrieramos a la experiencia de comprender nuestro cuerpo reflejado en otro cuerpo.

Ven y pídeme paz, que seguro te daré guerra, mis manos querrán cruzar todas tus fronteras para salvarse. Pero no lo hagas muy deprisa.

Vamos a extasiar nuestros sentidos y lo que más allá se esconde, pero no lo hagamos muy despacio.

Vayamos sin ninguna intención hacia delante, dejemos que la historia se dibuje sola, y solo disfrutemos del instante.

Lo difícil de esta historia es querer perderte

2013

Ya te lo reconocí en su día, tus manos pueden quedarse quietas donde quieran, pero si lo hacen juro que no podré contener los celos inundando mi cuerpo.

2014

Tratar de amar a alguien como yo te amo, sin la menor presencia de amor propio, es un suicidio.

2015

La muerte debe ser como esta angustia que se amarra a mi pecho cada vez que jugamos a hacernos daño. Aunque lo cierto es que pasan los años y sigo ofreciéndote una sonrisa.

2016

Todo ha terminado. Ni siquiera hacen falta palabras para despedirnos, los dos respiramos esa horrible necesidad de sentirnos lejos.

2017

Hay algo que siempre quedará de nuestra historia: yo conocí tu infierno, no es tan distinto al mío; tú azuzaste mis fantasmas.

2017-

Lo difícil de esta historia es querer perderte…